Biografía

Así que quieres saber quién soy, ¿no? Pues aquí tienes dos versiones: la versión general por un lado, y la elaborada por el otro (por si andas escaso de tiempo o es que de verdad quieres conocerme).

 

Versión corta

Milenial del 92, ovetense de nacimiento y leonesa de adopción, radicalmente curiosa, Graduada en Filosofía, Máster en Derechos Humanos con especialidad en Responsabilidad Social Empresarial o RSE, E. U. en Comunicación Política y Gestión de Gobierno, y una apasionada de los libros, la escritura, la teoría política, la condición humana, la psicología y el marketing digital -no necesariamente en ese orden de prioridad-.

 

Versión completa

Nací en Oviedo en 1992, pero no viví allí hasta que cumplí los veinte. De familia asturiana, pasé por varias poblaciones de Castilla la Vieja hasta que me asenté en León en el año 2000. Desde entonces, mi casa ha sido esta ciudad, como lo han sido Oviedo, Lovaina (Bélgica) y Gijón. Si me preguntas de dónde soy, siempre digo dos sitios, no puedo elegir; casa es Asturias, y casa es León también. Soy la mayor de dos hermanos, y pasé mi infancia y preadolescencia sin hablar apenas nada. En su lugar, leía, jugaba a videojuegos, leía, entrenaba a karate, leía, estudiaba inglés, leía, leía, leía, y escribía algún cuento que otro.

Ya en la (pre)adolescencia, aquello de la creación de identidad y el autoconcepto me hizo empezar a hablar. Y a salir de casa. Y, oh Dios mío, a socializar. Tanto, que en el transcurso de un año hice la mayoría de amistades que conforman mi núcleo duro hoy, una década después. Con esa época vino inclinarme más hacia la escritura, la literatura, la política y la economía. Y, gracias a alguien que me salvó y que mantiene que fue al revés, me tomé en serio esa cosa rara de escribir, entre levantamientos de ceja y algún cuidado, niña, que te me vas a morir de hambre.

Abrí entonces un blog que aún hoy pervive, expresando mucho de mí y poco del mundo -aunque pareciera lo contrario-, cuando contaba diecisiete años. Es, con diferencia, lo más honesto que he hecho en esta vida. Ese blog, bajo el nombre de Plumas por Ataraxia (échale un ojo si quieres), me granjeó la oportunidad de empezar a escribir opinión en distintos medios locales. Poco después elegí estudiar el Grado en Finanzas en la Universidad de León, pero pronto me di cuenta de que mi obsesión por comprenderlo todo requería un enfoque mucho más amplio. A mitad de la carrera la dejé, y volví a la que siempre fue mi tierra a estudiar el Grado en Filosofía. Durante todos mis años de facultad trabajé en pubs de aquí y allá, desarrollando algo de mano izquierda y aprendiendo a entender con un poco de ensayo y mucho de error algún que otro entresijo de la condición humana.

Mientras estudiaba filosofía tuve la oportunidad de pasar un año en la Universidad Católica de Lovaina, investigando fundamentalmente sobre ética, filosofía política e historia de las religiones. Así, mi mente se abría más aún en el envidiable entorno internacional del que allí se disfruta, gracias en parte a la fama de la Universidad y, especialmente, a la del Instituto de Filosofía. Paralelamente estudiaba de forma autodidacta marketing, psicología del comportamiento, economía y comunicación. Habían llegado ya entonces mis primeros trabajos como copywriter, y seguía escribiendo opinión de forma intermitente.

Con el pasar de los años y un poco de trabajo duro acabé Filosofía, pero luego llegó el temido y paralizante bueno-y-ahora-qué. A pesar del riesgo que conlleva pelear por hacer lo que uno quiere hacer, porque incluye un horizonte de fracaso y una realidad de renuncia, me rendí a la obviedad de que mi camino tenía que pasar por aprender a diario, y contarlo. Así que, bueno, mi vocación es ese qué después del ahora. Su materialización ha sido continuar estudiando de forma reglada comunicación política, Responsabilidad Social Empresarial, marketing digital y otras disciplinas y mantener, por supuesto, este blog.  Aquí encontrarás información sobre todos estos temas con distintos formatos entre los que, espero, puedas encontrar algo que merezca la pena leer.

Encantada, un placer-

NoemiCarro

Para que no te pierdas nada

Información básica sobre protección de datos – noemicarro.es te informa de que tus datos personales proporcionados en este formulario serán tratados por Noemí Carro Sánchez, responsable de esta web. La finalidad del tratamiento de estos datos es responder a tu suscripción, únicamente. La base legal que justifica el tratamiento de datos personales en noemicarro.es es el consentimiento del usuario, siendo el interesado el único origen de los datos personales. Estos datos no serán cedidos a terceros más allá de los imprescindibles necesarios para el funcionamiento de esta web: servicio de hosting, diseño web, plataforma web y analíticas y cookies. El interesado podrá ejercer sus derechos de protección de datos en cualquier momento: acceso, rectificación, cancelación, olvido o supresión, oposición, portabilidad o limitación del tratamiento. Para conocer más información, por favor consulte la Política de Privacidad o envíe un email a contacto@noemicarro.es