10 razones por las que el RGPD es tu mejor amigo en internet

Si todo ha salido bien, a lo largo de las últimas semanas habrás podido comprobar cómo aquí en mi blog y en el mundo digital en general, la histeria por la llegada del RGPD estaba justificada -solo parcialmente-.

Hemos recibido lo que algunos llaman “la campaña de spam más grande de la historia” y se han escrito ríos de tinta digital sobre los pasos a seguir en una empresa para adaptarse al RGPD, pero poco se ha hablado en el mundo Blogger de las ventajas que tendrá este Reglamento para los usuarios de a pie.

Por esta razón, hoy vamos a tratar 10 razones por las que el RGPD es tu mejor amigo en internet.

 

1.      Porque te reconoce el derecho al olvido

Si perteneces al selecto grupo de personas que empezó en el mundo de las redes sociales allá por la época cretácica de MySpace, probablemente seas consciente de que esta forma de interactuar ha cambiado mucho a lo largo de su corta historia.

Si, como yo, estás en la veintena, probablemente colgaste cosas en tu Fotolog o en tu Tuenti que, como poco, preferirías que no estuvieran online y asociadas a tu nombre.

Pues bien, el Reglamento General de Protección de Datos reconoce de forma explícita en su artículo 17 el derecho al olvido en internet, como una consecuencia bastante lógica del derecho de supresión o borrado de los datos.

 

2.      Porque te va a dejar tu bandeja de entrada como una patena

Después de haber recibido cientos de emails en las últimas semanas –y lo que te rondaré, morena-., hemos podido aprovechar para darnos de baja de ciertas newsletters que ya no nos resultaban nada interesantes.

El nuevo RGPD requiere que para el envío de publicidad -a.k.a. newsletter comercial- el consentimiento por parte de los usuarios que la van a recibir sea explícito. Esta es la razón por la que tantos bloggers profesionales se han vuelto sentimentales de repente y te han dicho que quieren seguir contigo.

No te líes: no eres tú, son ellos.

 

3.      Porque a partir de ahora acceder a toda tu información personal es GRATIS

A ver, pero con matices. Si bien es cierto que ninguna entidad, pública o privada, puede exigirte el pago de una tasa por darte una copia de tu información personal digitalizada -desde tu expediente académico hasta tu historial en un hospital- sí pueden solicitar el pago de “un canon razonable basado en los costes administrativos”.

El derecho de acceso está regulado en su artículo 15 y para algunos usuarios puede ser relevante en aquellos casos en los que han tenido una relación con una entidad que no acabó demasiado bien. Imagina ir a tu antiguo ayuntamiento y decir: quiero saber todo lo que aún guardas de mí.

 

4.      Porque ahora puedes decirle a CUALQUIERA que borre toda tu información

Sí, así de sencillo. En esto consiste el derecho de supresión de los datos, que está regulado en el artículo 17, como ya hemos visto.

Si así lo solicitas, las entidades deberán borrarlo todo y solamente podrán conservar los datos que sean imprescindibles para el ejercicio de futuras reclamaciones, y nada más.

 

5.      Porque ahora las entidades solamente podrán tener la información estrictamente necesaria para darte el servicio que tú quieres

Con el revuelo que ha causado la trampa de Facebook al pedirte aceptar las nuevas condiciones de privacidad y, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, pidiéndote by the face que aceptes su herramienta de reconocimiento facial, esta razón por la que el RGPD es tu mejor amigo se explica por sí misma.

Uno de los principios que inspiran el RGPD es el principio de minimización de los datos que, tal y como se explica en el artículo 5, exige que los datos sean “adecuados, pertinentes y limitados a lo necesario en relación con los fines para los que son tratados”.

La Agencia Española de Protección de Datos ya ha dicho que van a darle caña a las grandes corporaciones dueñas de redes sociales. ¿Veremos un nuevo FacebookGate?

 

6.      Porque, mientras se te pueda identificar, tú decides qué se hace con tu información

Así de sencillo, incluyendo esas fotos de bares a partir de las 4 de la mañana -donde, no nos engañemos, nadie sale favorecido-. La imagen de tu cara es un dato personal, que como tal debe ser obtenido y conservado por las entidades en los parámetros que marca la ley.

Esto incluye que otorgues tu consentimiento no solamente para aparecer en esa foto, sino para que esa foto acabe en los perfiles de redes sociales del garito en cuestión. Así, como dos cosas separadas, porque una cosa es que se recoja tu imagen, y otra que se comunique a terceros en un medio digital.

Teniendo en cuenta el coste de informar una a una a las personas que aparecen en esas fotos, y el poco éxito que se le puede augurar a ese cumplimiento con el deber de informar, te voy a dar un consejo.

Si yo tuviera que decidir sobre un local en el que tiene lugar este tratamiento de información personal, colgaría un cartel XXL en la puerta -al lado del de videovigilancia, ese que quizá tampoco tuviera aún colgado- y pondría que entrar en mi local puede significar aparecer en fotos y que esas fotos acaben en el fantástico mundo de internet.

Que eso es lo que yo haría, pero

 

7.      Porque te puedes llevar todo todito todo a otra empresa, y dejarles sin nada

El derecho de portabilidad de los datos reconocido en el artículo 20 del RGPD implica la posibilidad de recibir la información que de ti tiene una entidad y trasladársela a otra. Además, podrás pedir a la entidad original que lo borre todo todito todo.

Imagina decirle a Amazon que quieres borrar toda tu información personal, pero que antes quieres que se lo mande a Aliexpress. Pobre Amazon, ¿verdad?

 

8.      Porque toda entidad debe facilitarte el ejercicio de tus derechos, no matter what

Y entre esos derechos está el de retirar el consentimiento para la recepción de publicidad. Probad a hacerlo cuando os lancen una campaña de marketing telefónico, y me contáis.

¿Se terminarán las llamadas de teleoperadores en medio de la siesta? ¿Será esta una nueva clase de paraíso?

 

9.      Porque ahora cualquiera puede decirle a una empresa: dime cómo sigues el RGPD

… y tienen que explicarte cómo lo hacen, en función de que sea información relevante para ti. Si eres cliente, deberán facilitarte la que te compete como cliente, pero no como trabajador, y viceversa.

De hecho, la mayor amenaza ahora mismo para las empresas que no cumplen la normativa no es la Agencia Española de Protección de Datos, sino un cliente o un trabajador cuyos derechos de protección de datos no fueron adecuadamente protegidos, y que tiene todo el derecho del mundo a presentar una reclamación ante la Agencia.

 

10. Porque esto no ha hecho más que empezar

El RGPD es una normativa europea que los estados miembros de la UE deben desarrollar en sus respectivas leyes estatales. Esto quiere decir que ninguna ley de protección de datos irá en contra del Reglamento, pero sí que pueden exigir nuevas obligaciones para ciertas empresas en función de su actividad.

Nos esperan por delante unos cuantos añitos de cambios en la protección de datos que, si todo sale bien, cumplirán con lo prometido: conseguir que los usuarios vuelvan a ser dueños de su propia información.

 


Estas son las 10 razones que, así, a botepronto, pueden hacer del RGPD tu mejor amigo en internet. No son las únicas, seguro que iremos desgranando otras en futuros artículos.

En fin, espero que te haya gustado este post, el primero de los escritos en la Era-post-25-de-mayo-de-2018. Esto no se acaba aquí, así que si quieres estar enterado de más cosas interesantes relativas a la protección de datos, te recomiendo que te suscribas o me sigas por twitter.

Como siempre, ha sido un placer. Y si tienes alguna consulta en particular… contacto@noemicarro.es

Añadir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: